A diferencia de las piernas arqueadas, que tienden a enderezarse ya que el niño se desarrolla, la enfermedad de Blount es progresiva y la condición empeora.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.