El diagnóstico precoz de la osteoporosis permitirá aplicar el tratamiento apropiado y reducir así el riesgo de fracturas por fragilidad